La innovación cada vez más llega a los  centros educativos, un claro ejemplo de esto es la implementación de  la metodología de “aprender – haciendo” la cual se ha convertido en la meta  principal de las materias STEAM.

Educar en STEAM, quiere decir implementar la Ciencia, la tecnología, la ingeniería, el arte y las matemáticas. Se consigue combinando diferentes materias para que el alumnado aprenda de manera empírica. Así, los estudiantes ampliarán sus recursos a la hora de afrontar los diferentes ejercicios y asignaturas, siendo más creativos a la hora de resolver los problemas planteados.

Durante los procesos de aprendizaje STEAM, se quiere fomentar una educación activa, por medio de la cual los estudiantes pueden desarrollar diferentes tipos de habilidades mientras experimentan y practican los temas principales del currículo. Cabe mencionar que, esta metodología tiene como reacción el desarrollo de diferentes beneficios. Entre estos están: 

  • Mejora el pensamiento crítico.
  • Trabaja las habilidades blandas.
  • Promueve  la transversalidad, lo que significa tener la capacidad de implementar diferentes aspectos educativos, desde la literatura hasta las ciencias sociales. 

Finalmente, es muy importante que los directivos y docentes entienda la importancia de educar STEAM, ya que esto ayudará a los estudiantes a utilizar un razonamiento basado en la evidencia, lo cual les permite tomar mejores decisiones, logrando adquirir más confianza y conocimiento en las habilidades del siglo XXI. 

Noticia tomada de Educación 3.0