Durante la Cumbre Mundial para la Innovación en Educación (Wise, por su sigla en inglés), más de dos mil pedagogos, líderes y expertos en educación de más de cien países se reunieron en Doha en torno al tema “Desaprender y volver a aprender”.

El tema principal era sobre el verdadero significado de ser humano, dentro de los puntos de discusión se mencionaba que la educación en muchas sociedades va mucho más allá de un simple cumplimiento de logros y puntajes sobresalientes en pruebas internacionales.

Por el contrario, varios de los invitados se cuestionaron sobre la importancia de la felicidad en los estudiantes, la inteligencia artificial, la neurociencia y la verdadera importancia de los sistemas de calificación. “Los sistemas educativos de todo el mundo sufrirán  grandes modificaciones de aquí a 2030, propiciados por la revolución tecnológica. En los próximos quince años, internet va a convertir los colegios en ‘entornos interactivos’ que pondrán patas arriba las formas tradicionales de aprendizaje y cambiarán la manera de ser de docentes, padres y estudiantes”. Así lo manifestaron más de 200 expertos en el informe del encuentro.

Por último, se llegó a la conclusión que: Las clases magistrales desaparecerán y el profesor tendrá como principal misión guiar al alumno a través de su propio proceso de aprendizaje. Además, el currículo estará personalizado a la medida de las necesidades de cada estudiante y se valorarán las habilidades personales y prácticas más que los contenidos académicos y el Internet será la principal fuente del saber, incluso más que la mayoría de las instituciones educativas de educación básica.

Noticia tomada de El Tiempo.